¿Son fiables los smartwatch para medir el ejercicio?

Miles son las fotos que inundan nuestras redes sociales con mediciones de entrenamientos realizados, en los que aparece el tiempo, calorías, frecuencia cardíaca, etc.

Pero, ¿cómo de fiables son estos aparatos para cuantificar nuestra actividad física?, ¿cómo calculan los datos que nos aportan?. Esto es lo que he querido analizar en el artículo de hoy.

Lo primero de todo y lo que muchos os preguntaréis, ¿cómo miden estos relojes nuestro movimiento?

¿Cómo miden los relojes nuestra actividad física?

Como imaginaréis, los relojes y pulseras de actividad están dotados de cantidad de sensores que les aportan datos acerca de cómo nos movemos, dónde nos encontramos, a que altura, nuestro ritmo cardíaco, etc. El qué hacen con estos datos daría para hablar de otro artículo, pero no es el objetivo de este análisis.

Vamos a ver cuáles son los sensores más importantes para la medición del nuestro ejercicio:

– Acelerómetro y giroscopio: Estos sensores miden aceleraciones y posición de nuestro cuerpo o de nuestra muñeca, en el caso de los relojes. Los datos que recogen son procesados por el reloj mediante algoritmos, (que la mayoría de marcas no comparten) y con ello el reloj y el móvil interpretan que estás caminando, corriendo, saltando, o cualquier otro movimiento que podemos realizar con nuestro cuerpo. 

– Sensores de la Frecuencia Cardíaca: La mayoría de relojes incluyen un sensor óptico de frecuencia cardíaca, el cual analiza el volumen de sangre que pasa por nuestros capilares mediante sensores de luz. Según la cantidad de sangre que pase por estos tejidos en cada momento, el sensor recoge más o menos luz, y tras el procesamiento correspondiente, se obtiene el ritmo cardíaco. Tengo que decir que esta tecnología varía mucho de un modelo a otro y ha mejorado mucho en los últimos años.

Ahora bien, ¿cómo de fiables son estos sensores?

Para analizar todo esto, vamos a ver una revisión sistemática publicada en 2020 en la revista JMIR mHealth and uHealth (Factor de impacto: 4,31 Junio 2020). Aquí os dejo el enlace al ARTICULO.

El objetivo de esta revisión fue “examinar la validez y fiabilidad de los wearable comerciales en medir el recuento de pasos, la frecuencia cardíaca y el gasto de energía“. Personalmente, creo que son las variables más demandadas e importantes a la hora de medir nuestra actividad física.

Para ello, incluyeron 158 publicaciones de 34890 iniciales (tras descartar las que no pasaron los criterios de inclusión) en las que se examinaron marcas como Fitbit, Apple, Samsung, Garmin, Polar, Xiaomi, etc.

Además, se incluyeron solo artículos desde 2013 hasta 2019. Como ya sabemos, esta tecnología avanza a un ritmo impresionante, por lo que no tendría sentido analizar artículos antiguos.

Los modelos más estudiados, como se puede ver en la gráfica 1, fueron los siguientes: Fitbit (144 estudios que examinan 12 modelos), seguido de Garmin (42 estudios, 13 modelos), Apple (28 estudios, 2 modelos), Polar (15 estudios, 6 modelos), Misfit (13 estudios, 2 modelos), Withings (12 estudios, 2 modelos), Samsung (8 estudios, 4 modelos), Mio (6 estudios, 2 modelos) y Xiaomi (2 estudios, 2 modelos)

Gráfica 1.

Vamos con lo importante, ¿qué resultados obtuvieron?

Tras el análisis de todos estos artículos, los autores, con muy buen criterio en mi opinión, nos indican la validez en las siguientes situaciones:

– Validez contando pasos (podómetro)

Esta es una función muy utilizada y que es muy sencilla de aplicar en la población. En general, la mayoría de estudios indicaron que los relojes se desvían poco en sus mediciones (Step MPE, figura 1). 

En este artículo se nos habla de que algunos estudios se realizaron en entornos controlados (laboratorios) y otros en la vida diaria (sin tanto control, son menos fiables). 

En entornos controlados de laboratorio,  el 45’2% de los estudios tuvieron un error bajo ± 3% (las mediciones se desviaron menos de un 3% ya sea hacia arriba o hacia abajo), un 42’7 tendieron a subestimar las mediciones, y un 12’1 sobreestimaron el recuento de pasos.

En entornos de vida libre los investigadores aumentaron este margen del ± 3% al 10%, un 42% estuvieron en torno a ese ±10%, el 17% subestimaron el recuento de pasos y el resto tendieron a sobreestimarlo.

Como veis, el porcentaje de error varía en situaciones en las que no se controla bien las mediciones que se realizan, la colocación del reloj, los protocolos, etc.

Por tanto, los autores concluyen que para el recuento de pasos, en entornos de laboratorio controlados, una mayor proporción de dispositivos muestran precisión, y cuando no son tan exactos, se tiende a subestimar los valores

Si hablamos de marcas, como se puede ver en la gráfica 2, las más exactas fueron Apple, Polar y Samsung, mientras que el resto tuvieron porcentajes de error más altos. También es cierto que la cantidad de estudios entre marcas no es la misma, por lo que puede influir en los resultados.

En general, podemos decir que hay bastantes dispositivos que miden bien los pasos que damos, siendo una función bastante básica.

Gráfica 2.

– Validez midiendo la Frecuencia Cardíaca:

En los entornos controlados nos dice que el 56’5% estuvieron dentro del error del ± 3%, el 24’9% de estudios subestimaron las mediciones por debajo del 3% y el 18’6 tendieron a sobreestimar la frecuencia cardíaca.
 
En entornos de vida libre, no hay muchos estudios realizados, únicamente con la marca Fitbit y la mayoría tendieron a subestimar la frecuencia cardíaca (53%).
 

Viendo el gráfico de la gráfica 3, podemos ver una comparación en las marcas. El Apple watch fue el más fiable, manteniéndose más tiempo en un margen de error bajo (± 3%), concretamente el 71% del tiempo. Los modelos Fitbit lo hicieron el 51% del tiempo y los Garmin el 49% del tiempo.

Podemos concluir con que, en general, hay modelos bastante fiables a la hora de recoger la frecuencia cardíaca, especialmente en estudios bien controlados, con algo más de fallo en la vida diaria.

Gráfica 3.

– Validez midiendo el gasto calórico:

Por último, veamos qué tal se comportaron estimando las calorías quemadas: 
En entornos controlados, encontramos que esta fiabilidad se va a perder mucho, en estudios de laboratorio, solo 9’2% de los estudios estuvieron dentro del ± 3% de error, el 54’1 subestimaron el gasto energético y el 36’7 lo sobreestimaron.
En entornos de vida libre, el 18% se mantuvo en un error ± 10%, pero el 53% subestimaron los valores, y el 29% los sobreestimaron.

Por último, mirando la gráfica 4, podemos ver qué marcas tienden a subestimar o sobreestimar los valores:

Ninguna marca tuvo un error por debajo del ± 3% más del 13% del tiempo. 

– Los dispositivos Garmin tendieron a subestimar el gasto el 69% de las veces, al igual que la marca Withings lo hizo el 74% de las veces.

– Por otro lado, los dispositivos Apple, sobreestimaron el gasto en un 58% del tiempo, al igual que Polar lo hizo el 69% del tiempo.

– La marca Fitbit, aunque parece más equilibrada en el gráfico, se desvió el 48’4% subestimando los datos y los sobreestimó el 39’5% del tiempo.

En conclusión, no te puedes fiar del recuento de calorías en NINGUNA marca. 

Gráfica 4.

Conclusiones:

Veamos qué conclusiones podemos sacar del artículo, según los autores:

Para el recuento de pasos, los mejores dispositivos fueron los de Apple y Garmin, aunque en condiciones controladas, la mayoría de dispositivos mostraron valores aceptables.

Para la frecuencia cardíaca, tanto Apple, como Fitbit y Garmin, mostraron valores bastante acertados en condiciones controladas.

Para estimar el gasto energética, la tecnología de estos dispositivos todavía es insuficiente, con menos del 10% de las mediciones dentro de valores aceptables.

Evidentemente, hacen falta más estudios para poder seguir comprobando la fiabilidad de estos dispositivos, que seguro va mejorando con el tiempo.

Opinión personal:

En vista a los datos que hemos visto, si quieres un reloj para controlar tu actividad física, debes tener en cuenta que no puedes basar tu alimentación en la calorías que te marca el reloj, para lo cual será más adecuado que utilices una ecuación que estime tu gasto diario.

Si lo quieres para controlar la frecuencia cardíaca o los pasos, hemos visto que son bastante fiables, con marcas que destacan como Apple, Garmin, o Fitbit que son las que más estudios tienen realizados, lo cual, a mi me da más confianza que las marcas que no tienen tantos estudios.

Por otro lado, tener un dispositivo que registre tu actividad puede ayudar a aumentar tu motivación, de hecho otro día os traeré un estudio que habla sobre ello.

¡No dejéis nunca de moveros, es el mejor método para mantener joven nuestro cuerpo!

Artículo analizado:

Fuller D, Colwell E, Low J, Orychock K, Tobin MA, Simango B, Buote R, Van Heerden D, Luan H, Cullen K, Slade L, Taylor NGA
Reliability and Validity of Commercially Available Wearable Devices for Measuring Steps, Energy Expenditure, and Heart Rate: Systematic Review
JMIR Mhealth Uhealth 2020;8(9):e18694
URL: https://mhealth.jmir.org/2020/9/e18694
DOI: 10.2196/18694
PMID: 32897239
PMCID: 7509623

 

Contacto

Si estás interesado en saber más acerca del entrenamiento personal, te dejo un enlace a los servicios de entrenamiento personal de los que dispongo y un formulario donde atenderé todas tus dudas sin ningún compromiso.