¿Vale la pena contratar a un Entrenador Personal?

¿Realmente merece la pena contratar a un entrenador personal en pleno 2021, donde tienes toda la información del mundo en internet, miles de vídeos en Instagram, Youtube y aplicaciones que prometen cambiar tu físico?. Pues esto es lo que vamos a analizar hoy, a la luz de la ciencia, como siempre.

¿Por qué contratar a un entrenador personal?

Lo primero de todo, ¿en qué momentos o situaciones nos podríamos plantear contar con un profesional para que nos guíe en nuestra actividad física?.

Puede que estés pensando en cambiar tu físico, con el fin de mejorar tu salud, por sentirte mejor, o quizá lo necesites para superar una oposición, para un puesto de trabajo, para mejorar tu rendimiento en alguna prueba…o simplemente te gusta cuidarte y quieres hacerlo de forma guiada.

Bien, pues si te encuentras en alguna de estas situaciones, vamos a analizar si te compensa tratar con un profesional o, por el contrario, puedes hacerlo tú mismo.

¿Qué diferencias puede haber entre ejercicio supervisado o el ejercicio “por libre”?

Llevo mucho tiempo trabajando en gimnasios y me he encontrado casos muy diversos. Mucha gente que viene y quiere que estés encima, indicándole todo el tiempo. Otros que les gusta que les corrijas, pero también tienen sus consejos personales que se los ha dicho un amigo suyo o los han leído en el Marca. Y otros que prefieren entrenar por su cuenta e incluso algunos que les molesta que les digas algo. ¡Espero que no seáis del último grupo!

Veamos ahora qué dice la ciencia acerca de los efectos de introducir una supervisión PROFESIONAL en tu entrenamiento, es cierto que no hay mucho escrito sobre el tema, pero he seleccionado una serie de artículos que nos hablan del tema:

 – (1) En el primero de los artículos, compararon los resultados de un entrenamiento de 12 semanas supervisado contra otro que fue por libre en un gimnasio. Los sujetos supervisados incrementaron su masa muscular en 1,3 kg (+-0,4) y los no supervisados no la aumentaron nada 0 kg (+-0,4). Asimismo, los sujetos supervisados aumentaron más en press banca (42% vs 19%), en salto vertical (6% versus 0.6%), y en resistencia cardiorrespiratoria (VO2max +7% vs -0.3%), así como en la prensa de piernas (38% vs 25%).

– (2) En este otro artículo, se analizó el efecto de la supervisión en adultos obesos y la pérdida de peso. Después de 4 meses en el grupo supervisado se perdieron 8 kg (SD 6,2) habiendo bajado 6,2 kg de masa grasa (SD 4,5). En el grupo no supervisado perdieron 2,8 kg de masa total (SD 4,2) y la pérdida de masa grasa fue de 1,7 kg (SD 3,1). Los resultados hablan por sí mismos.

-(3) Otro ejemplo, esta vez en mujeres sanas que entrenaban en un centro de fitness. En esta ocasión se analizan los ejercicios de prensa de pierna (LP), press de banca (CP), extensión de piernas (LE) y remo sentado (SR). En la gráfica se puede observar cómo el grupo entrenado mejoró significativamente más excepto en el press de banca.

Estos son solo algunos ejemplos, pero hay montones de artículos científicos donde la evidencia es clara:

Los resultados con de un entrenamiento supervisado por profesionales son significativamente mejores y más rápidos que el de un entrenamiento por libre. 

Si quieres ver más te dejo por aquí un artículo que me ha parecido muy interesante del blog entrenar.me donde nombra muchísimos más artículos acerca del tema.

Opinión personal

Hemos visto que las diferencias son muy grandes entre el entrenamiento con profesionales. Ahora bien, aún hay personas muy reacias a estos servicios porque comúnmente se considera que son de lujo principalmente.

Voy a comparar cuánto cuesta un entrenador personal frente a un gimnasio corriente en un año:

– Una cuota media de gimnasio está en torno a los 40-50€ al mes (+-30€) dependiendo de las características de este.

– El precio medio de los entrenamientos personales está en torno a los 25€ (con descuentos por bonos en torno a los 20€)

– Si hacemos 1 sesión por semana estaríamos hablando de que, el gimnasio te costaría unos 40€ y el entrenamiento personalizado te costaría 80€.

Una sesión por semana puede ser poco, pero muchos entrenadores ofrecemos además la planificación por el mismo precio o poco más.

Así que unos 100€ al mes frente a 40-50€ del gimnasio.

Evidentemente no puede costar lo mismo, pero tampoco cuesta lo mismo pagar a un pintor para que te pinte la casa que hacerlo tú mismo, o arreglarte la caldera o pagar por ello, o tantos otros casos, y nadie duda en pagarlo, pero en este caso hablamos de tu salud.

Si quieres resultados seguros, no lo dudes, será dinero invertido, de otra forma si vas un año al gimnasio y no consigues nada, será dinero tirado a la basura.

Fuentes:

(1) Storer, Thomas & Dolezal, Brett & Berenc, Matthew & Timmins, John & Cooper, Christopher. (2013). Effect of Supervised, Periodized Exercise Training vs. Self-Directed Training on Lean Body Mass and Other Fitness Variables in Health Club Members. Journal of strength and conditioning research / National Strength & Conditioning Association. 28. 10.1519/JSC.0000000000000331

(2) Nicolaï, S & Kruidenier, L & Leffers, Pieter & Hardeman, R & Hidding, A & Teijink, Joep. (2009). Supervised exercise versus non-supervised exercise for reducing weight in obese adults. The Journal of sports medicine and physical fitness. 49. 85-90. 

(3) Ratamess, Nicholas A., et al. “Self-selected resistance training intensity in healthy women: the influence of a personal trainer.” The Journal of Strength & Conditioning Research 22.1 (2008): 103-111.

(4) https://entrenar.me/blog/entrenador-personal/entrenador-personal-vs-entrenar-por-libre-revision-articulos-cientificos/

 

Contacto

Si estás interesado en saber más acerca del entrenamiento personal, te dejo un enlace a los servicios de entrenamiento personal de los que dispongo y un formulario donde atenderé todas tus dudas sin ningún compromiso.